ANATOMÍA DE LA SERENIDAD.

todo-saldra-bien

¡Que alegría de grupo!, entregados, abiertos, respetuosos, con ganas de aprender y comprometidos con su crecimiento personal.

La importancia de conectar nuestro pensar, sentir y hacer para conseguir paz interior era el objetivo de esta sesión. Así que empezamos jugando y activando nuestro cuerpo de los pies a la cabeza para desconectar nuestra mente de las vivencias y preocupaciones que traíamos y conectar con nuestra conciencia corporal. Esta vivencia nos permitió darnos cuenta que el movimiento y la conciencia  de nuestro cuerpo nos permiten estar más presentes en el ahora y nos aporta serenidad.

Trabajamos sobre las situaciones, personas y hábitos que nos serenan y los que nos producen estrés. ¿Cómo  una situación puede ser estresante para unos, neutra para otros e incluso estimulante para algunos? Dimos con la clave: Los pensamientos como aliados o enemigos. Detectarlos y valorar su validez y funcionalidad son la clave para estar más serenos, valorar las situaciones de forma más objetiva y en definitiva regular mejor nuestras emociones.

Practicamos  la atención plena con un  objeto sin mirarlo, lo sentimos con los distintos sentidos, tacto, olfato, oído y gusto. Nos dimos cuenta que al eliminar la vista y conectar con los otros sentidos estábamos más presentes en el objeto.

Terminamos con una relajación profunda que nos llenó de tranquilidad y nos dio fuerza con frases optimistas y de confianza en uno mismo.

“Confio en mi.

Todo saldrá bien.

Encontraré mi camino.”

Autora: Pilar Lozano Alvarado

Comments are closed.

Go Top